viernes, 24 de junio de 2016

Las arrugas del papel.




"Habla cuando tus palabras sean tan suaves como el silencio"


Hoy me reitero en algo que ya os conté una vez, y es que no dejan de aparecer personas que hablan sin pensar y pretender (en el mejor de los casos) solucionar el daño con un lo siento.


"Mi carácter impulsivo, cuando era niño me hacia reventar en cólera a la menor provocación, la mayoría de las veces después de uno de éstos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.


Un día mi maestro, que me vio dando excusas después de una explosión de ira, me llevó al salón y me entregó una hoja de papel lisa y me dijo:- ¡Estrújalo!


Asombrado obedecí e hice con él una bolita.- Ahora -volvió a decirme- déjalo como estaba antes.


Por supuesto que no pude dejarlo como estaba, por más que traté el papel quedó lleno de pliegues y arrugas.


El corazón de las personas -me dijo- es como ese papel... La impresión que en ellos dejas, será tan difícil de borrar como esas arrugas y esos pliegues.


Así aprendí a ser más comprensivo y paciente. Cuando siento ganas de estallar, recuerdo ese papel arrugado. La impresión que dejamos en los demás es imposible de borrar, a veces lastimamos con nuestras reacciones o con nuestras palabras y luego queremos enmendar el error,  pero ya es tarde.


Para los que habláis sin pensar, para los que mandáis al sicario de turno a que hable sin pensar, para los que creéis que una ofensa se soluciona con un "no me he dado cuenta", me salgo del modo zen un momentito y os dedico esta monada:( y me paso en este caso las arrugas del papel por.....)




via GIPHY

jueves, 23 de junio de 2016

Uña-fan

Lo del fenómeno fan lo puedo entender, (hasta cierto punto), he llorado de jovencita en conciertos de los Hombres G y no hace tanto que me emocioné en uno de Alejandro Sanz (vale, es que mi Ale, es mi Ale), pero la pregunta es ¿hay un límite?
Cosas raras se han visto siempre, lo de tirarle las bragas a Jesulín, tenía hasta su punto (bueno no, en realidad no, es una ordinariez), lo de levantarse a las cinco de la mañana pa decirle guapa a MiPanto a las puertas de la cárcel, es voluntad y fidelidad absoluta, lo de odiar a Taylor Swift por haber sido novia de Harry Styles, vale, pero pagar 10.000$ por una uña del pie de Justin Bieber es absoluta, total y asquerosamente ridículo.
A ver, para empezar ¿en qué momento de su absurda vida se le ocurre al tonto este, guardar la uña pa venderla?, ¿cómo cojones se le ocurre la desfachatez de pedir esa insultante de cantidad por la  guarrada esta?, ¿quién garantiza que la uña es suya y no de su representante?, ¿viene con certificado de garantía y ADN?, ¿qué clase de adolescente zumbada le pide a su padre ese dinero pa comprar una uña? (a mí el mío me hubiera llevado a terapia o algo) y lo peor de todo : ¿cómo hace el niñolacio para tener tanta repercusión?.
De entrada ya he visto la noticia en varios mentideros digitales, en un programa de cotilleos, y yo estoy hablando de la uña, ¿de verdad?, ¿de verdad hay alguien dispuesto a comprar eso?, ¿y qué haces?, ¿la embalsamas?, ¿la metes en un tarrito de formol?.

¡Alucinante!













martes, 21 de junio de 2016

Y no me veo....

No es que crea que el destino está escrito, (o sí) pero estoy firmemente convencida de que las profesiones te terminan eligiendo a ti y no tú a ellas.
Estaba ayer dando vueltas por el Mercadona, que vale que voy casi a diario, pero debo tener memoria de pez o algo, que doy unas siete vueltas al recinto completo (no me hace falta gimnasio ni nada) cada vez que necesito algo, pues eso, que paso por delante de la pescadería y la chica empieza a cantar como una especie de letanía.
venga la merlusssa fresca, que te la limpio, prima, amo a los boquerones, toma los langostinos de sanlúcaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrr”
Y yo pensé “¿Qué sería de mi, si me tuviera que poner a cantar el pescao del día”


Fijo que no vendo ni una sardina, porque soy incapaz, incapaz de verdad de ponerme a gritar, así que, llegué a la conclusión de que pescadera (aparte de por el olor) no iba a poder ser por el tema de gritar. (Esto es aplicable a lo de “mira mari que tengo las bragas baratas, ó “venga guapa, que tengo los leggings de la Biyonsé”

Tampoco serviría para médico, ni para maquillar difuntos, ni para azafata de vuelos o de lo que sea (por mi metro y medio y porque poner buena cara,  ocho horas al día no es mi especialidad).
No me veo en un bingo, ni en un aeropuerto, ni en un bar, ni en una tienda de ropa (no soy capaz de decirle a alguien que un vestido le queda perfecto, si no me gusta, no iba a vender ni una falda),
no me veo (afortunadamente para la humanidad) cantando la salchipapa, no me veo colaborando en el Sálvame (¿o sí?) y no me veo escuchando los problemas de los demás sin poder opinar.
Igual en una librería sí, por alguna razón las librerías incitan a hablar en voz baja y no hace falta poner muy buena cara, vale con que sepas de qué estás hablando.
No me veo con 25 niños en una clase, intentando que me hagan casito, si no me escucha nadie, menos lo iban a hacer los críos o los adolescentes, que no sé yo que es peor. No me veo de itgirl, (me encantaría, pero no), no me veo de poli, (iba a ser una mierda de poli), no me veo de diplomática (jjaja soy incapaz de callar), no me veo de Relaciones Públicas de nada, con la mala leche que se me pone de vez en cuando me iban a echar en media mañana, ni me veo vendiendo un piso, en tres segundos les estaría contando a los futuribles, que las cañerías en realidad no van bien y que la instalación eléctrica es un churro.
Así que,  citando,  María Teresa Campos: vamos concluyendo amiga, voy a concluir que estoy bien como estoy, que no me veo, no, gritando lo de la merluza (y menos lo de las bragas).

¡Pues nada virgencita, que me quede como estoy!






















lunes, 20 de junio de 2016

What the hell???



Esto es para los que piensan que un "uy pues para tu edad estás muy bien" es un puto  piropo, a ver;  imberbes, tontainas, incapacitaos mentales: no, no es un piropo, y no sólo no es un piropo, es una mierda de ofensa, ¿queda claro?.
Peso lo mismo que cuando tenía 20 años, uso la misma talla, tengo los mismos amigos y frecuento los mismos garitos, se puede saber por qué coño un camarero chinorri (buenoquetemueres) se permite el lujo (atentando peligrosamente contra su propia vida) de llamarme señora?, eh???.
Y es que después de la ofensa, viene el insulto " uy pues la verdad es que para tu edad estás muy bien"
Vamos a ver: que esto de la edad es muy complicado, que ya pasados los 40  hay que tratarnos con delicadeza, coño, que me hundes la vida, que sí, joder! que estoy bien pa mi edad, pa la tuya y hasta pa la de tu santa hermana, que estoy bien y punto!!! que no hay  por qué hacer referencia a números que no dicen nada.
Y es que claro, pongamos por caso que tengo la edad de la Jenni López, pues estoy hecha una mierda, efectivamente, pero si me comparo con la Esteban (que es más joven que yo) gano por goleada.
De verdad, (un momento que voy a respirar, a ver...inspiro paz, espiro mala leche....), que no hay necesidad de hacer sangre, coño ya!! , que estoy bien a ahí termina la frase, el paratuedad, sobra.
Venga vamos a repetirlo como un mantra:
Estasbienparatuedadnoesun piropo, Estasbienparatuedadnoesun piropo,Estasbienparatuedadnoesun piropo,Estasbienparatuedadnoesun piropo.....ommmmmmmmmmmmmmmmmmm.
 Pues eso, lo dejo ya, que estoy a punto de convulsionar o vomitar o algo.



jueves, 16 de junio de 2016

Cifras

¿Qué edad tiene el mundo? Camino entre dos eternidades.
Denis Diderot


A casi todos nos gusta enterarnos la edad de la persona que tenemos enfrente, como si un número nos hablara de un alma.
Yo tengo 43 primaveras en mi ventana, 37 sonrisas de desconocidos, de las que sólo dos me pararon el corazón.
Tengo demasiadas madrugadas sin poder dormir, porque un problema me atravesaba la mente y el corazón, cosas por las que he llorado un rato y merecían unos años de llantos y cosas por las que lloré demasiado y no merecían ni una lagrimita.
Llevo doce años conviviendo con el dueño de la mirada más limpia y pura que existe en el mundo, tengo algunas batallas perdidas, muchas ganadas.
Tengo un adiós, un hasta luego, un portazo en la cara y una decepción en el alma.
Tengo cientos de madrugadas bailando hasta el alba, 520  palabras de amor, de las que sólo siete me atravesaron el corazón. Tengo 12.000 caricias y sólo unas cuantas me erizaron la piel.
Tengo miles de kilómetros recorridos, tres ciudades a las que volver, cien lágrimas que escondí, miles de sonrisas sinceras repartidas por ahí y tengo un millar de carcajadas de esas que hacen que duela la barriga.
Tengo muchas tardes en el parque haciendo tets con mis amigas y una Súper Pop, tengo unas cuantas manifestaciones, muchas lecturas pendientes, muchas horas de voluntariado, miles de bocadillos de chocolate y 10 desayunos que me alegraron el día.
Tengo 7 amaneceres junto al mar, 12 conjuros que nunca funcionaron, mil deseos a la Luna que olvidé, una cicatriz en una rodilla y otra inmensa en el alma.
Tengo 30 palabras que murieron sin ser pronunciadas, tengo doce que nunca debí decir. 
Tengo tres secretos (y no son los de Fátima) y miles de historias que sí quiero contar.
Tengo dos abrazos que me robaron el alma.
Tengo cinco pasiones  y una que viene en camino, tengo unos 30 mosquitos en casa que se resisten a marcharse y  tengo  dos luces que me dan la vida.
Tengo miles de días felices detrás y muchos por delante. 
Tengo un camino recorrido y otro por recorrer.

miércoles, 8 de junio de 2016

Mejor me mudo de planeta

Pues soy polvorilla, por mucha meditación, por muchorollozen o rollomindfullness, yo soy culoinquieto porlosiglosdelossiglosamén.


Estos días, en los que las decepciones emocionales me traen de cabeza, ando un poco ennerviá, y me da por hacer cosas, tipo agarrar el alcohol del botiquín y  limpiar todo mi puesto, teléfono incluido,  que ahora está mate y con parches blancos, pero desinfectao.
También por aquello del desencanto y puede que del despecho, me he apuntado a una página de contactos (panovolveramearenlavida) no es que tenga intención de nada más que de distraerme y reírme, pero bueno.
Y es que claro, se supone que soylistamulista, y de repente me entero de la estafa emocional en la que he andado metida y claro, que no es por el machomen, en cuestión, es por mi maltrecho ego, que me siento como las protagonistas estas de las novelas rosa; seducida y abandonada (que me mola un drama). 
En realidad la decepción ha sido épica, y si bien no sé si me llegaré a perdonar a mi misma la debilidad, creo que a las personas que me han hecho daño, ya las he perdonado, aunque en fin, me entristece mucho.
Bueno pues vamos a lo que vamos, que os voy a contar lo que he visto por ahí:

Lo primero que veo es un muchacho muy guapo, muy, muy guapo, y pienso, “sí, hombre, esta foto no es real, este tío está demasiado bueno, le voy a dar charla a ver qué tarita tiene”

Yo: Hola, no sé cómo funciona esto, y no veo nada más que eres de **** y tu foto
Guapo: Sí, ¿y tú?
Yo: de Jerez
Guapo. ¿Y eso dónde está?
Yo:……(empezamos bien, vive a 20 km y no sabe dónde está Jerez)
Guapo: ¿Y que hace una xica (tal cual) como tú en un sitio como este….?
Yo: (uuuuhhhhh, dios que buen juego de palabras, que dominio), pues no sé, supongo que aburrimiento, la necesidad de cambiar de aires (¿qué coño le digo?)
Guapo: Pues yo busco amistad

(Aquí me quedo muda, porque claro yo no quiero hacer amigos, yo estaba pensando más bien en una noche de amor desenfrenado, o unos mensajitos del tipo "eres genial,que bien me lo paso contigo, tengo ganas de conocerte..", paso del cuerpotriste este…)

Segundo muchacho que vota por mí.

Alegríadelahuerta: Hola, soy viudo ¿y tú?
Yo: yo no
Alegríadelahuerta: Estoy aquí para olvidar
Yo: (vaya por dios), bueno seguro que consigues, no olvidar sino recordar con cariño y que no duela ( a este lo borro ya, que de esta me convalidan un par de años de psicología).
Alegríadelahuerta: Eres muy guapa
Yo: Gracias (ahora me dice que me parezco a la difunta y ya me mata). Te dejo, entro en una reunión (excusa buena, siempre).

Pues nada, sigo investigando y me votan:
Uno que en casi todas las fotos está tumbado (a este veo que lo voy a tener que mantener, fijo que ni trabaja, ni lo intenta)
Uno de la edad de mi padre, se le ve buen tío, pero va a ser que no.
Un niño de veintipocos.
Unos cuantos descamisaos, (me muero con esto)
Una paella, (vaya manía de hacerles fotos a la comida).
Un lolailo con cordón de oro de Camarón incluido (lo vendo y me compro un bolso de Prada).
Un par de espejos con una luz cegadora ( igual para Iker Jiménez...)
Una mano tatuada (un horror de tatoo)
Un corazón (tanta mariconada, como que no)
Una puesta de sol (idem)
Un caballo ( casi, casi..)
Un grupo de culturistas (que no cultos seguramente)
Un tío sujetándose el pecholata (de hecho parece que lleva un corsé  algo de eso)
Una imagen de un Cristo nazareno (esto es lo más cerca que voy a estar de la Divinidad)
Y unos diez o doce rarunos más.
Por cierto en la web debajo del logo dice People like you (¡los cojones like me!).
De verdad, yo solo quiero salir del despecho, reírme (eso sí, reírme me rio) y perdonarme a mí misma por haber sido tan tonta, porque yo estaba muy arriba y ahora me veo que la que estaba perdida era yo.




martes, 7 de junio de 2016

Estaciones de paso

Hoy me apetece viajar, viajar en tren a sitios bonitos, que hoy  no tengo ganas de ver miserias, que me sobra con las mezquindades que veo y las ruinas que siento.
Y me gustaría hacerlo en tren. Siempre he encontrado muy románticas las estaciones de tren, por  esa impersonalidad de lo efímero, por esos sentimientos de ida y vuelta con principio y con final. 


Me gusta cuando el tren  empieza a alejarse lentamente primero, rápidamente después, desdibujando las caras y los paisajes.
Atrás quedan las decepciones, los pesares, la insoportable levedad del ser que diría Kundera.
Málaga la bella
Dejar atrás lo que me pesa, eso quiero, por eso me voy a imaginar un viaje en tren y voy a mezclar los paisajes que me fascinan, aunque estén en distintos continentes, aunque si lo llevara a la realidad fuera un viaje imposible, porque en mi imaginación puedo volar dónde quiera y con quien quiera (casi mejor sola).


Pues eso, empezamos cerca: Málaga, una puesta de sol en esta calle es lo más parecido al nirvana que me puedo imaginar ahora.
Pasear en soledad, lejos de los agobios, del estrés de quienes buscan un rayito de sol, veinte centímetros de arena y un espeto par poder decir :"estuve allí".

La Toscana




Montefioralle en Florencia:  dicen que al lugar en el que se ha sido feliz, no se debe tratar de volver, pues para mí,  la Toscana siempre será mi destino.







Ahora un bosque; Nagoya en Japón ¿no es maravilloso?
Es costumbre que en Japón muchos bosques sean considerados sagrados, porque forma parte de ese lado mágico y espiritual, que tanto potencian en las culturas orientales. 
Son los que aportan vida y energía y por ello se mantienen, se sustentan y en cierta medida se veneran.





Monasterio San Gregorio Ostiense
¿Y por qué no un monasterio? ¿qué mejor lugar para descansar, alejarme del mundo y obligarme a quedarme calladita?
Cuenta la leyenda que en cumplimiento de la última voluntad de San Gregorio, obispo de Ostia,  su cadáver fue colocado sobre una caballería, que iba a designar su enterramiento cuando se detuviera por tercera vez.




Y si seguimos con la ronda de misticismos varios, no vamos al Tíbet, total, por pedir...Seguro que allí me quedo calladita y quitecita y dejo atrás los pesares.




Pero como hay que volver, vuelvo a mi mejor refugio, a mi verdadero santuario, a la sonrisa más tierna y pura que conozco,  a la persona que más quiero y admiro en el mundo:  mi hijo, que me enseña todos los días a ser mejor.





Dicen que somos estaciones de paso, pues yo me he cansado de ser una estación, ahora soy el tren, quien quiera acompañarme en mi viaje, las puertas se abren para todos para entrar y salir y quien no, que haga el favor de no quedarse en la puerta.
Y como para viajar me gusta acompañarme de música, os dejo uno de mis tesoros.


 

lunes, 6 de junio de 2016

Ya caerás, ya...

De todas las emociones negativas que puede sentir el ser humano, la que más me horroriza, es la estafa.
Sentirme engañada, ultrajada,  es,  de lejos,  el peor de los sentimientos.
Confiar en alguien y que resulte que me ha utilizado es, definitivamente desgarrador. 
Yo nunca me he tenido por tonta, jamás, nunca me he creído demasiado nada de lo que he oído, vamos que soy más de ver que de dejarme llevar por las palabritas, pero hoy me siento devastadora, patética, y tristemente embaucada.
Y hablo del  timo emocional, de cuando alguien te ofrece el cielo, la luna, un par de astros, estrellas, satélites y hasta planetas, y tú en un valiente acto de fe, te lo crees, y le ofreces tu mundo y le muestras tus debilidades, y le enseñas como eres por dentro y va el idiota de turno y se ríe de ti.
Y tú te quedas como decía Serrat. “chupando un palo sentado, sobre una calabaza…”.
Me duele el alma por haberme dejado engañar, por haberme sentido única, por lo que sentí, por lo que dije, por lo que ofrecí, por seguir esperando a que un día alguien se de cuenta de quién soy.
Empiezo a pensar que no estoy preparada para seguir enviando luz a la gente que vive en las tinieblas de su propia mezquindad, de su propio yoísmo, del abanderamiento de la causa propia, del único  interés miserable y ruin de su propia existencia, no sé yo, no sé… me duele el alma de ver y oír cosas.
Se me enredan los pesares entre las garras de los narcisismos, de los ombligosdeluniverso, y es que no termino de encajar tanta codicia sentimental, , no concibo tanto y tanto triunfalismo barato, tanta estrechez de miras, tanto medueloyo, tanta mentira, ¿cómo pude creer?, ¿cómo pude lanzarme al puto vacío sin red?, ¿cómo yo, que se me supone la inteligencia,  me dejé engañar?, ¿cómo permití que derribaran mis murallas?.
Dios, ¿cómo he sido tan tonta?
Me doy tanta pena, que me cuesta respirar, y me asusta que siento que nunca más volveré a confiar en nadie, que ya no creo que existan personas verdaderas, y eso es muy triste.

" Lo que me preocupa, no es que me hayas mentido, sino que de ahora en adelante, ya no podré creer en ti"
Friedrich Wilhelm Nietzsche

(Ni en nadie, de hecho me comprometo a no creer nada hasta que no lo vea, lo toque y me juren en arameo, sobre la biblia, la constitución o un albúm de cromos de la liga que es es verdad, que el sentimiento es real)

Pero ¿sabes? algún día pagarás por lo que eres, algún día...