jueves, 28 de abril de 2016

Me toca

A veces sentimos que necesitamos salir corriendo, huir, desaparecer, desconectar, volar a un lugar dónde nada ni nadie nos molesten, y pensamos en viajar.
Cada vez que demandamos esa paz, pensamos en marcharnos a la playa, a la montaña, a un lugar paradisíaco, y  solitario, dónde estar con contacto con la Madre, para meditar en la más absoluta de las soledades sobre las cosas que nos ocupan la mente.
Pensamos otras veces, en destinos exóticos y lejanos para hallar la calma, y casi nunca vemos que el mejor viaje, el más excitante,  es el que hacemos al interior de nosotros mismos.
Está muy bien que el paisaje acompañe, es mucho más idílico reflexionar o meditar a la orilla del mar, que en el sofá de casa, pero el viaje a lo más profundo de  nuestra alma, puede terminar en llanto o en risa, lo que es seguro es que no deja indiferente.
En cualquier rinconcito, con el sol acariciándome la piel, me dispongo a mirar lo que hay dentro mí: he dejado escapar sentimientos de casi agresividad, en los últimos días, de irascibilicidad, de hastío, de cansancio emocional que predispone al físico, estoy siendo una bomba de sentires y pesares, pero sé, que en el fondo está la luz, en todos los túneles brilla una.
No me asusta lo que me puedo encontrar, ya he reciclado muchas cosas que no servían, sólo espero que la catarsis que estoy dispuesta a abordar, sirva para llenar de paz mis días y los de las personas que me quieren bien, le pido al Universo la capacidad de comprender y sentir el dolor de los demás, ver el mundo desde la mirada del otro, para no sufrir cuando no comprendo o no logro que me comprendan.
















miércoles, 27 de abril de 2016

Todo mola más con sentido del humor




Y eso es lo que debió pensar Celeste Barber cuando decidió imitar las absurdas poses famosiles.





Yo me tomó el café todas las mañanas así...

Que intensa mirada...
Pose chonil de una poligonera cualquiera
El estiramiento de las mañanas
¿quien no se revuelca en la arena como una croquetita?

A mi también me encanta dejarme caer en
 la mesita de noche
A todas nos pasa el quitarnos el jersey...






¡¡¡BOOOOOMMMMBAAAAA!











Relajadita en el sofá...
Así, así, que me de la brisita...
Las guapas nos depilamos también

Caer con estilo...








"El sentido del humor es una forma de percibir la realidad, y también una manera de expresarla. Nos permite experimentar felicidad, incluso cuando atravesamos circunstancias difíciles, porque hace que seamos capaces de relativizar los problemas, considerándolos como un trastorno pasajero y no como una catástrofe irreversible.  Numerosos estudios científicos han demostrado que el buen humor es beneficioso para la salud, porque contribuye a aumentar las defensas y a mejorar el sistema inmunológico, y facilita el equilibrio biológico y psicológico de las personas. Como proponían los Monty Python en ‘La vida de Brian’, "always look on the bright side of life", y es que una visión positiva de la vida ayuda a hacer frente a los problemas y, además, protege frente al estrés."




























martes, 26 de abril de 2016

Engorda hasta el aire

Hay gente que estudia mucho y muchas cosas, siempre me he preguntado que motiva a alguien a investigar ciertos temas.
Un reciente estudio publicado en la revista Toxicology in Vitro (cito fuentes, no me responsabilizo de la credibilidad del estudio) asegura que podría haber una relación directa entre la obesidad y la exposición a los ftalatos, químicos presentes en productos de uso diario, como la laca de uñas.
Sí, lo habéis leído bien; no engorda comer, engorda pintarse las uñas.






La explicación científica, aunque la he leído, no la he entendido, así que, no vamos a entrar en detalles. 
La conclusión es que estos ftalatos están en algunos pegamentos, lacas de uñas, lacas para el pelo,  en el champú (chistetontodeldía: deber ser esto lo que da volumen, jiji) y en los envases de plástico (el tupper de toda la vida engorda, que lo sepáis).














Al final va a ser verdad aquello de : " a mi es que me engorda hasta el agua", puede que el agua no, pero la cosa esta que tiene la botella, sí.(o te cagas viva si está contaminada....)

Para disminuir la exposición al componente este asquerosillo, la Clínica Mayo recomienda:       

Revisar que los envases de plásticos que compras sean libres de BPA.(le preguntas al chino a ver que te       dice:  
       
Evitar la comida enlatada.( A cocinar en casa) 
No calentar la comida dentro de envases de plástico en el microondas ( Fuera tuppers)
No lavar los envases de plástico en el lavaplatos.( A manita)
Utilizar alternativas de vidrio, acero inoxidable o cerámica para     almacenar los alimentos.(Volvemos al       tarrito ).

Advertidas estamos.
Primer paso para la operación bikini: no pintarse las uñas, no lavarse el pelo, no esnifar pegamento (esto está bien hacerlo aunque sea invierno), no recoger tuppers (de la mama, ni de la yaya). 
Vamos a tener que cocinar en casa y guardar los restos en un tarrito de cristal , lavarnos con jabón lagarto, dejarnos el pelo que vuele libre sin laca y por nada del mundo pintarnos las uñas. 
¡Manda cojones!, esto es una conspiración para que volvamos a los tiempos pretéritos en los que nuestros abuelos vivían de una forma más sana, igual vamos de vuelta  a la caverna (no estaría mal).


lunes, 25 de abril de 2016

Vivir como las flores

- Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto? Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes. Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro. 

- ¡Pues, vive como las flores!, advirtió el maestro. 

- Y ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo. 

- Pon atención a esas flores -continuó el maestro, señalando unos lirios 
que crecían en el jardín. Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos. 

Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse... 
Ejercita entonces, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien. 

Esto, es vivir como las flores.

 
Pues lo voy a intentar con todas mis fuerzas, porque hay cosas, actitudes, respuestas, comentarios que me hieren y me absorben demasiada energía, me dejan devastada emocionalmente y eso influye incluso en mi estado físico.
Necesito, ya que poca gente tiene la deferencia de aguantarse observaciones y formas que me pueden molestar, aprehender, de verdad, a recoger, aceptar y dejar marchar, sin sufrir, sin malestar, sin rencores, sin preguntarme mil veces ¿por qué?.






Vivir como una flor, que no me afecten las bajezas del ser humano, que sólo me aporten brillo las personas que lo tengan, ser capaz de devolver amor y luz a la gente que me hace mal.
Ese es mi objetivo de la semana.






















viernes, 22 de abril de 2016

..y sigo zen

Vamos a ver si el modo zen sobrevive al infernalfindesemanamotero.
Si supero esta prueba sin mosquearme, sin enritarme, sin clamar venganza al cielo, sin jurar en arameo, ni pedir asilo político, es que puedo aspirar ya, al nirvana.
Como lo de intentar salir está fuera de toda lógica humana y divina, pasaré el fin de semana, leyendo, meditando (si el ruidito de las motitos me deja) y viendo pelis en la mejor compañía del mundo, mi peque.

No sé cuánto me va a durar el estado este de paz y luz, pero me gusta esto de recojotucomenariohirienteloaceptoylodejoir, ya no por ahí  arañando paredes ni nada…
Y para celebrar el día de la Tierra, un tributo musical a  la Madre:









  ¡Sean (como decía mi Aberasturi) moderadamente felices!

jueves, 21 de abril de 2016

Om mani padme hum

Ayer fue el primer día del resto de mi vida. Mi primer día en modo zen.
El primer desencuentro con el Universo: llueve.

Alizen: Vaya por dios!, pero no pasa nada, porque yo estoy positiva y esto es muy bueno para el campo, y además, hoy no voy a tener que regar las plantas.



Salgo del garaje, bueno, lo intento, el mando de la puerta no funciona, aprieto y le doy unos golpecitos, un vecino impertinente que espera detrás, me pita


Alinormal: Coño, que no estoy en medio de la cuesta por gusto…

Alizen: ayayay perdón, no se ha dado cuenta, lo mismo quiere ofrecerme su ayuda.

Alinormal: pues que le de al botoncito de su mando en vez de al del claxon

Alizen: vale, vale, calma pobreseñorimpaciente, debe estar estresado….

Salgo a la calle, asomo el morro del coche, porque con los contenedores no veo bien y viene una señora un poco alterada, pitando como una loca y haciendo gestos muy feos y nada zens.

Alinormal:  joder con la loca, que estoy parada, leches! que si no no veo..


Alizen: perdón Universo, lo mismo está estreñía o algo,  o los niños la tienen harta y el marido es un idiota…ella no lo ha hecho queriendo, es víctima de los estreses y las preocupaciones, te mando mi luz, señoraloca, y mi amor y todo eso....voy a hacer lo que dice el maestro; esta aplicación la apago que me consume energía y fuerza y de todo

Alinormal: lo de ser zen es agotador, sólo con la lucha interna que llevo, termino muerta, si esta noche no caiga rendida, es que esto de ser positiva no sirve para nada.



Conduzco muy tranquila por mi derechita, como siempre me decía el monitor de la autoescuela, escuchando In the lighf of love de Deva Premal, que bonito es todo, no para de llover y los camiones pasan por mi lado salpicando agua, barro y a saber que más, pero yo estoy zen, soy luz, mi mente es armonía y esto de la lluvia es anecdótico, porque brilla el sol en mi interior…

Alizen: Os mando amor señorescamionerosquemeponéiselcocheperdío, porque yo no tengo apego a las cosas materiales y soy muy feliz, y ya se limpiará solo, total con la que está cayendo....

  
 


In the light of love we are whole
In the light of love we are home
In the light of love we heal and sing
Thy will be done
In the light of love
Om shree dhanvantre namaha







Alizen: Oooommmm, oooommm shreeeeeeeeeeeeeeeeeee……… qué bonito todo, la lluvia, el pelo encrespao, la gente estresá pitando y pasando las rotondas en línea recta, sí, yo soy luz y soy  muy feliz y me da igual que se me cruze gente que hace gestos obscenos con los deditos...yo estoy muy relajadaidiotizada....

Llego a la ofi, los mil correos de siempre, los mil marrones, pero yo estoy positiva, no pasa nada, los problemas no están en el exterior, lo que marca la diferencia es mi manera de gestionarlos.
Salgo al baño, el suelo del patio que es césped artificial está empapado y al entrar en el recibidor del vivero de empresas (que por cierto debe haber un curso o conferencia o algo, porque está llenos de empresarios engominaos y trajeaos), me noto como que patino un poco.

Alizen: No pasa nada Javier Fernández seguro que empezó así, patinando delante de un montón de gente, me encierro en el baño a esperar a que se despeje un poco la cosa…Ser positiva está resultando demoledor.

Cuando llego a casa, me duermo como un angelito, sí, una siesta de casi una hora, como consecuencia, termino la noche con dos pastis.
Toda mi paz, se va a la mierda por una triste siesta.
Pero os informo de que hoy también estoy zen, positiva, feliz y en paz.

miércoles, 20 de abril de 2016

Yo soy luz

Estoy (creo que ya lo he contado mil veces) en un momento como de cambios, no sé si es una incómoda regresión a la adolescencia propia de la edad que voy manejando o es una especie de trastorno bipolar, o las hormonas, o simplemente que no me aguanto ni yo.
El caso es que, he vuelto a sentir la llamada, (…la llamada…)  la de las prácticas de meditaciones, enseñanzas budistas y todo ese maravilloso mundo zen que aguarda ahí en un rincón de nuestras almas, para mostrarnos sus bondades.
Después de muchos años de malvivir en un universo de químicas, terapias, estreses y demás calamidades, he decidido apuntarme a lo de vaciar la mente de mierdecilla y quedarme con la luz.
El domingo me fui a una charla sobre el mindfullness, que impartía el maestro kadampa del centro budista de mi ciudad (buenorro hasta decir basta, se me pasaron por la cabeza muchos pensamiento y ninguno era ni limpio,  ni puro, ni zen…).


Después de la charla dimos un precioso paseo por un parque natural en silencio, para focalizar la atención en lo que pasaba a nuestro alrededor, y por último una meditación grupal frente al mar.
Como os podéis imaginar, la experiencia fue realmente bonita, fui capaz de dejar ir los pensamientos negativos (que me acosan continuamente) aceptándolos con paz , sin cabrearme, sin hacerme mala sangre…, (mare mía si el maestro este hace esto conmigo en un rato, ¿qué me hace en una nocheeeee????).



Así que, como ando haciendo mudanza emocional, tirando trastos que había en el fondo de mi alma, dejando ir a las personas que no me quisieron y perdonando a los que me dañaron, para dejar espacio en mis interiores y dejar que pase toda la luz del Universo, es posible que haya estado estos días  un poquito… ¿insoportable?.
Reconozco, que de un tiempo a esta parte, soy una especie de terrorista verbal, una camicace con las palabras, una bomba a punto de estallar. Siento si he sido un poco ácida, mordaz, peleona y  regañona, siento volver loca a la gente que me rodea.
Prometo mandar luz, paz y amor a todos los que aguantáis mi adolescencia tardía.


¡Feliz miércoles!









martes, 19 de abril de 2016

Estoy hasta el chichi

Es posible que, sea este un tema muy manido, pero es que es un nopará.
Vamos a ver:  nos llevamos las manos a la cabeza, ponemos Amén (todavía no entiendo para qué) en las fotos que cuelgan en las redes (me parece un horror) de niñas anoréxicas, alucinamos con las historias de   mujeres que se han destrozado la vida y las de sus familiares por una operación de estética, nos rasgamos las vestiduras con las consecuencias de la carrera de obstáculos que supone para una mujer estar a la puta altura que la sociedad (dirigida absurdamente por cuatro machos alfa) nos impone.

Pero ahí estamos, leyendo revistas de moda que nos cuentan lo que se lleva, cómo bajar de peso, como hacer de tu culo una roca firme, cómo tener las piernas más bonitas, cómo hacer para que el pelo se ponga fuerte y brillante, cómo reducir ojeras, cómo quitar síntomas de cansancio ( a lo mejor si no tuviéramos que hacerlo todo, descansaríamos más), cómo reducir estrías, quitar celulitis, llevar una vida de locos y parecer feliz y relajada.

Pero ¿qué coño es esto?, ¿cómo cojones nos dejamos guiar de esta manera a la locura, a la obsesión por parecer estupendas, a la ridícula dictadura del aparenting?
Ayer leí por encima en  una publicación de moda,
un artículo sobre las distintas etapas estilísticas de Victoria Beckham (dejando a un lado la evolución chonil y el atraso de adoptar el apellido de tu marío) me dejó con las piernas colgando  la lapidaria frase final: “Bendita madurez”.


¿¿ Madurez??,  ¿Con 42 años ya se nos considera maduras?, ¿Qué nos vais a hacer con 50?, ¿echarnos del país? , ¿mandarnos a la Isla de Elba como Napoleón?
Al tonto el haba que ha escrito semejante gilipollez, le daba yo con mi pierna madura de 43 años un patadita ninja en la yugular, que lo iba a dejar morao hasta Navidad y si se le pasara o pasase el efecto, le doy como con las vacunas: una de recuerdo, por idiota.