martes, 20 de noviembre de 2012

Ejercicios: Brazos más grandes, el curl “Scott”

Hay pocos culturistas que no hayan estado especialmente obsesionados con el tamaño de sus brazos. Todos hemos pasado por esas épocas, sobre todo al principio, en las que los entrenamientos consistían pecho y bíceps.

Una vez que la madurez culturista os alcanza, es cuando realmente sabeis como sacar el mayor rendimiento a vuestros bíceps.

La masa muscular de los mismos se consigue, al igual que el resto, trabajando duro, pero también dándoles el descanso que se merecen. Como su nombre indica, este músculo contiene solamente dos cabezas y es muy pequeño comparado con otros grandes grupos musculares como el pecho o la espalda.

Sin embargo, su posición estratégica en los brazos, hace que sea uno de los mas vigilados por todos, y muy cuidado su desarrollo. Por eso, debeis saber elegir los ejercicios que mejor le van a este pequeño “guerrero” del cuerpo.

Y uno de ellos es, sin duda, el Curl Scott.

Para los más iniciados en este deporte, decir que Scott proviene del gran Larry Scott, famoso culturista de finales de los sesenta en Estados Unidos, y que aquí conocemos como curl con barra sentado.

EJECUCIÓN

La ejecución del ejercicio es bastante más sencilla  de lo que pueda parecer. En primer lugar debeis encontrar en vuestro gimnasio el banco que contiene un reposabrazos delantero inclinado. La mayoría de ellos permite regularlo a diferentes distancias del cuerpo y abajo contiene los soportes para sostener la barra.

Realizar los ejercicios de bíceps sentado, es una gran idea puesto que os evita la tentación de ayudaros con la espalda en cada tirón hacia arriba.

De esta manera nos aseguramos que el único músculo que está trabajando en ese momento es el bíceps. Hay un elemento en este ejercicio que, por otro lado en mi opinión es el más importante y que debeis tener en cuenta siempre.

Se trata del recorrido efectivo del ejercicio. Dicho recorrido constituye la parte de máxima tensión muscular, y se consigue no llevando ni hasta arriba la barra ni dejarla caer hasta abajo. De esa manera notareis una quemazón increible que os hará sacar el máximo rendimiento al curl Scott, y por tanto, el mayor desarrollo para vuestros bíceps.