lunes, 10 de diciembre de 2012

Consejos para ir de compras y no engordar

Se acerca la Navidad y empieza la rutina de salir de compras para regalar amigos y familiares más queridos. El problema es que, entre una compra y otra, es difícil resistir a las tentaciones  del camino y no comer aquellas hamburguesas y platos calóricos  vendidos inocentemente en los centros comerciales.

Sobre todo a pocas semanas de Navidad, la dieta debe ser seguida sin ningún salto, sino simplemente no entrarás en aquel vestido tan bonito que te compraste. Para evitar perder la disciplina, tan cerca de la Navidad, aprenda unos trucos muy útiles para la hora de ir de compras:

Lleva siempre en la bolsa algo ligero para picar, como una barrita decerealeso una manzana. Un zumo pequeño, galletas integrales ofrutos secostambién son excelentes opciones para matar el hambre sin devorar platos llenos de grasas.

Si te olvidaste de llevar algo y tienes mucha hambre, busca redes de fast food que ofrecen opciones más sanas, como ensaladas o un sándwich natural y simples, sin queso, ni bacon. Prefiera la salsa aparte, así podrás controlar la cantidad.

Si vas a comer en un restaurante, cambia los acompañamientos calóricos por una ración delegumbrescocidos, por ejemplo. Puedes sustituir la carne por un pescado a la plancha.

Si tienes sed, compra una botella de agua. Puedes tomar también un zumo defrutasnatural sin azúcar.

En la hora de la merienda, prefiera alimentos asados, con masa integral y relleno ligero. Evita frituras y postres.

Si no resistes a una buena hamburguesa, prefiera los menú infantiles, así matas tus ganas de comer una tentación, pero sin consumir las calorías de un pedido normal.