miércoles, 19 de diciembre de 2012

El té verde con la comida reduce los deseos de comer más

Si una persona se encuentra en un peso determinado pero quiere perder un poco más pero solo un poco de modo que el exceso de grasa corporal de desvanezca sin tener que contar las calorías puede seguir los consejos realizados por un grupo de investigadores suecos de la Universidad de Lund que descubrieron que el té verde puede potenciar el efecto saciante de la comida si se lo ingiere al mismo tiempo.

El té verde contiene sustancias que potencian el efecto de la insulina; los estudios epidemiológicos han demostrado otras cosas por lo cual los investigadores que entraron en contacto con sus colegas de la Universidad de Lund tenían curiosidad sobre los efectos de beber una taza de té verde con las comidas, por lo que se hizo un experimento con 15 individuos con edades entre 22 a 35 años esperando que el consumo de té verde haga que los niveles de glucosa e insulina aumenten menos rápido que lo normal después de una comida y si este fuera el caso, la resultante sería que el té verde ayudaría a reducir la probabilidad de desarrollar diabetes.

- Los investigadores dieron a los voluntarios una comida que consistía de un sandwish de pavo en dos ocasiones.
- En una ocasión tomaron una taza de agua caliente con la comida y en la otra ocasión una taza de 300 ml de té verde usando 9 g de hojas secas que se calentaron en 85°C de agua durante 3 minutos.
- El resultado fue una taza de té que en sus compuestos contenía 80 mg de cafeína, 26 mg de epicatequina, 90 mg galato de epicatequina y 32 mg galato de epigalocatequina.

Al tener los resultados se pudo observar que el té verde no tuvo ningún efecto sobre los niveles de insulina o glucosa; en realidad se inhibió el aumento de los niveles de insulina y glucosa pero no en forma significativa, pero lo interesante fue certificar que el té verde produjo una importante sensación de saciedad y el sentimiento fue mayor 90 minutos después de la comida.

Según el grupo de nutricionistas este descubrimiento es muy importante porque si se demuestra que el resultado es global para una gran población, puede ser un arma adicional para los que deseen perder grasa corporal.