martes, 19 de marzo de 2013

Aceites corporales, ¡sácales partido!

Son un buen aliado para aquellas personas que necesitan hidratación extra para su piel. Si estás acostumbrada a usar cremas corporales, tal vez no has probado todas las propiedades de los aceites para tu piel. Por eso, vamos a intentar darte unos trucos para que saques partido a estos productos.

• El primer paso es, tras la ducha y con la piel aún húmeda, extender un aceite corporal desde los tobillos hasta los hombros. Por cierto, evita los pies para evitar posibles (¡y muy peligrosos!) resbalones.
• El aceite “sella” el agua en la piel, aunque tardará no menos de 10 a 15 minutos en ser mínimamente absorbido.
• Pasado ese tiempo, extiende una buena hidratante por todo el cuerpo, lo que potenciará el efecto del aceite.
• Lógicamente, este no es un truco para quienes tengan que vestirse de inmediato, pues deberá dejar que la crema actúe durante al menos otros 20 minutos. Sin embargo, los resultados son más que notables, especialmente si se repite varios días.