viernes, 15 de marzo de 2013

Emma Watson rechaza Cenicienta... ¿para convertirse en Bella?

Hace un par de semanas Variety anunciaba que Emma Watson se encontraba negociando con los estudios Disney el papel de la nueva película de Cenicienta. Pero ahora, la ex alumna de Hogwarts confirma que ya no formará parte del proyecto pero... ¿existe otra princesa en su futuro cinematográfico?

Cinderella es uno de los varios reboots que prepara la factoría de los sueños, y que ya cuenta con Cate Blanchett en el papel de la madrastra. Sus clásicos cuentos de hadas volverán a la gran pantalla tras el éxito de Alicia en el País de las Maravillas con películas de acción real como Maléfica (La bella durmiente), Cenicienta y hasta La Bella y la Bestia.


Una vez más, Variety ha sido la publicación encargada de dar a conocer a través de Twitter que Emma había "decidido NO protagonizar la Cenicienta de Disney". El periodista encargado de la noticia, Marc Graser, cerraba su tuit con la promesa de que anunciaría más detalles próximamente.


Semejante rechazo a los zapatitos de cristal dio pie a muchas especulaciones. Por un lado que su reemplazo podría estar entre las jóvenes Gabriella Wilde (Los tres mosqueteros), Saoirse Ronan (The Host) o Alicia Vikander (Anna Karenina), y que probablemente la estrella británica hubiera optado por "otra" princesa, nada menos que la mismísima Bella.

Como os contábamos recientemente, Disney ha puesto en marcha una nueva adaptación de La Bella y la Bestia bajo el título de Beast, a pesar de que Warner Bros. también trabaja en su propia versión. Hace varios meses que no se sabe nada de este filme, pero se trata de una de las producciones que Guillermo del Toro tiene pendientes en su agenda una vez que termine con la superproducción de Pacific Rim. Y, hasta donde llegaron los rumores, la propia Emma Watson era la favorita del director mexicano.

Según la última información de Variety, Beauty and the Beast (Warner Bros.) sigue adelante bajo el mando de Del Toro, aunque no existe una fecha de rodaje o estreno previsto, un detalle que deja a Emma libre para elegir otros proyectos, como por ejemplo, pasar de la Bella de Warner a la Bella de Disney.