domingo, 31 de marzo de 2013

Fitness: Dedicación vs Obsesión

Al empezar a entrenar como un mounstro, no deseamos que se pierda el entusiasmo por entrenar, pero tampoco queremos que el practicante de musculación se enfoque en un entusiasmo obsesivo que puede ser saludable o no; todos sabemos que el NO PAIN - NO GAIN es más productivo a largo plazo, pero la obseción que se puede tener, simplemente puede desequilibrar la vida.

Para alcanzar el potencial físico natural, se debería saber la diferencia entre la dedicación y la obseción; sabemos que cuando se quiere tener un físico fenomenal, muchas veces la mente no razona como debe, y se puede dañar al cuerpo usando técnicas ineficientes de entrenamiento, abusar de sustancias no naturales, seguir una dieta no aplicable a los objetivos o inclusive usar suplementos fuera de las dosis adecuadas, buscando obtener resultados mayores en el menor tiempo posible.

El efecto negativo de la obseción por el entrenamiento, hace que la persona se convierta en ermitaña, en antisocial y el cascarón se cierra dentro de una soledad que es perjudicial, porque la mente se resiste a distinguir lo que es bueno, de lo que es malo; cuando se fijan las metas, todo es subrealista, desde el diseño de los ejercicios, las técnicas a usar, o la necesidad de la prudencia al incluir la intensidad dentro del gimnasio.

No hablamos de ser conservadores, solo realistas tanto para perder grasa, o construir músculos, o mejorar el nivel energético, o mantener simplemente la salud; las prácticas nocivas no deben estar incluidas en ninguna agenda, y para ello debe haber una claridad mental y una conciencia personal sobre los peligros del sobre-entrenamiento, sobre como evitar las lesiones, como entrenar, como recuperar el cuerpo o inclusive como dormir bien; muchas veces la Obseción destruye todo y cuando los días pasan, las cosas se hacen más difíciles, autoengañando a la mente y al cuerpo.

El enfoque conservador sobre el entrenamiento, siguiendo el principio del progreso, escuchando al propio cuerpo, permite no causar ningún daño a largo plazo; usar este método, permite seleccionar la mejor opción cada semana (técnicas de entreno, dietas-suplementos, descanso), y la experiencia es fantástica porque no solo se logra resultados positivos, sino una salud para siempre.

El enfoque conservador

No se limita sólo a ejercer la selección y la técnica; también se refiere al diseño de un programa de entrenamiento combinado con la dieta, ciclos de sueño, recuperación muscular y hábitos que permiten evitar el sobre-entrenamiento, los problemas con la salud, sobre todo las lesiones que a largo plazo quiebra cualquier opción de seguir con el entrenamiento.

La idea es entrenar a largo plazo, respetando la periodización y que la Obseción se centre en el plan diseñado, sin entrar en el agotamiento mental ni físico, para no entrar en una frustración irreversible, que es común en una gran parte de los atletas aficionados.

La inteligencia y la razón deben convertirse en la pasión y en emociones que sienten al bombear los músculos en el gimnasio, después de una buena recuperación, para después alimentarse con comidas llenas de nutrientes que hacen de un entrenamiento, algo productivo.

- Muchas veces se siguen dietas que son pobres, convirtiendo a los buenos ejercicios en nocivos, proque a menudo se usan variaciones perversas y destructivas, ya sea por las cargas o la percepción del esfuerzo.
Si hay un interés obsesivo por un gran físico, entonces el precio a pagar es tener dedicación y ser precisos para invertir el tiempo que sea necesario.

- Jamás se construirá un buen físico en solo semanas, ni tampoco comiendo las mejores comidas o tomando los mejores suplementos, ni entrenando duro sin recuperación....también debemos recordar que SIN DESCANSOS - NO HAY GANANCIAS.

La mejor manera de entrenar

Ya hablamos de las cosas incorrectas, ahora debemos saber como hacer las cosas correctamente y la manera correcta no significa obsecionarse; esto significa Dedicación sin dejar de ser críticos, exigentes, y manteniendo un equilibrio mental infalible, sin dejar de lado los aspectos más importantes de la vida.

- Se puede entrenar siempre, sin tener lesiones o articulaciones, haciendo los ejercicios más productivos; usar las rutinas simples (variando de semana en semana), y nunca entrenar un grupo muscular más de dos veces por semana, inclusive una vez por semana es más que suficiente.
- Es mejor mantener un buen físico y el potencial de fuerza sin entrar en una sobrelimitación física, al momento de incrementar las cargas o las repeticiones; hay que saber escuchar al cuerpo y esto se hace con la mente.
- La seguridad es la base de todo y este aspecto también requiere de dedicación, porque las responsabilidades familiares y el enfoque equilibrado en la vida social o con la pareja, evitarán entrar en un estrés crónico, que destruye toda posibilidad de seguir adelante con los entrenamientos.