viernes, 29 de marzo de 2013

HTC One es demasiado complicado de reparar, según iFixit

Los chicos de iFixit siguen abriendo teléfonos, bien para contarnos cuánto cuestan sus componentes, bien para valorar lo complicados que son de reparar por nuestra cuenta. Ahora le ha tocado el turno al HTC One.

No vamos a ser nosotros los que dudemos de la calidad y belleza del nuevo teléfono de HTC, en este sentido hay poco que criticar, especialmente por los materiales metálicos elegidos y el cuerpo unibody. Pero esta elección también trae consigo complicaciones a la hora de ser abierto.

En la escala de puntuaciones para reparaciones de iFixit, el HTC One ha conseguido un punto sobre diez (más alto, mejor), que es la puntuación más baja conseguida por los teléfonos móviles que han pasado por su taller. Otros dispositivos con bajas puntuaciones son Surface (1/10), o el portátil MacBook Pro Retina (2/10).

En el despiece que realiza iFixit, se encuentran con muchas dificultades para abrir el dispositivo sin dañar la carcasa, y cambiar la pantalla es muy complicado, teniendo que desmontar toda la parte trasera. También se quejan de las soldaduras y protecciones de cobre internas.

Comprendemos que llegar a estos niveles de diseño industrial, delgadez y elección de materiales conlleva que entrar dentro de los teléfonos sea cada vez más complicado, pero otros aparatos similares como BlackBerry Z10 (8/10) o iPhone 5 (7/10), salen mejor parados