viernes, 26 de abril de 2013

10 'tips' para aplicar y sacar partido a tu crema corporal

Tal vez no lo has pensado, pero la forma de aplicar la crema corporal influye a la hora de mejorar su eficacia. Además, los tratamientos reductores, anticelulíticos y solares aumentan con la llegada del buen tiempo. Los expertos de la firma Iodase nos explican cómo una correcta aplicación de estos cosméticos corporales puede aportar resultados muy satisfactorios.

1. Ante todo, y por sentido común, leer atentamente las instrucciones del producto.
2. Es una buena idea hacer un peeling corporal una vez a la semana o cada dos semanas, para ayudar a que los activos de estos cosméticos penetren en las capas más profundas.
3. Conviene aplicar el producto sólo en la zona de tratamiento necesaria, realizando un ligero masaje circular hasta su completa absorción.
4. Es recomendable aplicar correctamente el producto de 1 a 2 veces al día (teniendo en cuenta las indicaciones). La constancia será nuestro mejor aliado.
5. No es necesario aplicar crema hidratante en las zonas de tratamiento, ya que las cremas anticelulíticas, reductoras,… ya disponen de activos hidratantes. La crema hidratante la aplicaremos en el resto del cuerpo.
6. Si vas a usar protección solar, es preferible aplicar la crema reductora o anticelulítica como mínimo una hora antes de usar el protector solar, para que los activos puedan penetrar bien y llegar a las capas más profundas.
7. Una vez te hayas aplicado el producto, no olvides lavarte las manos.
8. No te asustes si después de aplicar el anticelulítico o el reductor sientes frío, calor o se te enrojece un poco la zona tratada (en caso de ser de efecto frío o calor). Este efecto se debe a la acción de las sustancias específicas presentes, y desaparece al pasar unos minutos. De hecho, realizan una función de “gimnasia pasiva” para activar los capilares y conseguir así eliminar la celulitis o la grasa localizada.
9. No aclares el producto después de su aplicación. Tienes que dejar que penetre en la piel haciendo su efecto.
10. Y, lo más difícil: sé paciente al esperar a que los resultados sean visibles, ya que ¡no son instantáneos! Es una carrera de fondo, ¡paciencia!