lunes, 22 de abril de 2013

5 consejos para ayudar a tener un vientre plano al margen del ejercicio

Siempre que caemos en la cuenta de conseguir un abdomen plano solemos recurrir a hacer abdominales y demás ejercicios enfocados a conseguir acabar con la grasa localizada en esta parte del cuerpo. Nosotros en este post queremos destacar la importancia de otras acciones que nos ayudarán a conseguir un vientre plano. Descaremos cinco que pueden servir como refuerzo a la hora de conseguir nuestros objetivos.

Mantener los gases a raya

Un punto importante a tener en cuenta son los gases, un exceso de los mismos hace que nuestro vientre se nos aparezca abultado, y no solo eso, sino que la tendencia a acumular grasa en esta parte del cuerpo será mayor. Normalmente el aparato digestivo genera gases que se eliminan sin problema. El inconveniente está cuando la producción de gases es exagerada a causa de una alimentación incorrecta o alimentos que no toleramos. Si estamos constantemente hinchados debemos acudir a un especialista y seguir una dieta adecuada.

Exceso de sal en la dieta

El exceso de sal en la dieta es otro punto a tener en cuenta, y es que un exceso de sal lo que hará será retener más líquidos, ya que las células necesitan de los líquidos para eliminar el exceso de sodio que hay en el organismo hinchándose con esos líquidos y aumentando su tamaño, dando la sensación de hinchazón. Esto puede contribuir a hacer que nuestra barriga se presente más abultada. Es necesario que regulemos la ingesta de sal en la dieta.

Tener una buena flora intestinal

Conservar una buena flora intestinal es esencial a la hora de evitar que el vientre esté hinchado. La flora intestinal está formada por millones de bacterias beneficiosas que se encargan de las correctas digestiones. Mantener esta flora activa y en perfecto estado es esencial. Para ello debemos consumir por lo menos dos yogures al día y mantener una correcta alimentación sin abusar de medicamentos o de sustancias como el alcohol o el tabaco.

Añadir fibra a la dieta

Una dieta alta en fibra es adecuada también para mantener el vientre plano, y es que la fibra nos ayudará a depurar el intestino y mejorar su funcionamiento. Es cierto que al principio de incorporarla a nuestra dieta tenderemos a generar gases, pero a medida que pase el tiempo el cuerpo se acostumbrará y el resultado será sorprendente, sobre todo a la hora de eliminarlos residuos del organismo.

Infusiones y tisanas

Para finalizar destacaremos la importancia de armar nuestra dieta de infusiones. Las infusiones nos ayudarán a mantener los gases a raya y evitar la acumulación delos mismos. A esto hay que sumar su efecto acelerador del metabolismo, que nos ayudarán a quemar más grasa de lo habitual. Podemos utilizar cualquier infusión, pero destacaremos el té, las infusiones de menta o las tisanas de frutas.