miércoles, 17 de abril de 2013

Caminar para perder grasa

Parece que el tiempo por fin ha dado una tregua y el sol luce resplandeciente en el cielo azul.

Eso quiere decir que el buen tiempo ha llegado y el aumento de las temperaturas es más que un hecho cierto.

Esto conlleva dos cosas: por un lado que ya podéis empezar a lucir el torso que habéis esculpido durante el invierno. Y por otro lado, que ya podéis comenzar el programa de aeróbicos que tanto esperábais.

El mal tiempo ha hecho que mucha gente haya tenido que posponer el salir a correr o a caminar o a hacer cualquier deporte al aire libre.

Para perder grasa uno de los mejores aeróbicos que podéis practicar es precisamente el caminar.

Hacerlo durante marchas de más media hora es especialmente beneficioso para eliminar líquidos.

Además, está reconocida como una de las mejores actividades cardiovasculares que existen especialmente para gente que no puede llevar a cabo ejercicios de gran intensidad.

Cuando empezamos a caminar la grasa es utilizada como combustible a partir de los veinte minutos aproximadamente.

Por eso es interesante salir a hacer marchas largas de al menos treinta minutos. Acerca del ritmo, es algo muy personal.

Se puede caminar semejante distancia a un ritmo tranquilo o si lo preferimos, podemos llevar una marcha de frecuencia medial alta que nos permitirá quemar las grasas antes y de forma sistemática.

También sería una buena idea que hubiera cambios de terreno en vuestro trayecto. Por ejemplo salir a la sierra o lugares relativamente accidentados, os hará sudar más y en consecuencia obtener unos beneficios más altos en vuestro rendimiento.

No os olvidéis nunca de reponer líquidos. Llevar siempre una botella de agua o de bebidas isotónicas puede ser una buena idea a fin de reponer las sales minerales que perdemos.

Tened en cuenta también el calzado. Diseñad unas plantillas para vuestros pies con objeto de compensar vuestra pisada.

Una pisada mala podría conduciros a lesiones indeseadas o a dolores musculares y de espalda realmente molestos.

Recordad, nunca hagáis estas marchas en las horas centrales del día para evitar quemaduras y deshidratación.

Las mejores horas siempre las primeras o las últimas del día.