lunes, 29 de abril de 2013

Ejercicios y rutinas: Protegiendo la espalda con inteligencia

Si una persona se encuentra en un plan de entrenamiento, debe indefectiblemente proteger su espalda y para no tener ningún tipo de problemas a lo largo del tiempo, se tiene que no solo tomar algunos suplementos para el soporte articular o los tendones, también se debe fortalecer el sistema inmunológico y sobre todo prestar mucha atención sobre el disco que es una zona de riesgo importante.

Entrenar sin una recuperación completa, los principales ejercicios mal ejecutados, la falta de preparación o de nutrientes específicos, hace que aparezcan los problemas que pueden ir más allá del entrenamiento y fundir la vida de una persona si no se toma los recaudos; a continuación presentamos cinco consejos que siempre se debe tener en cuenta para asegurar tener una espalda sana, independiente de las sesiones de entrenamiento o del plan nutricional.

Ir al quiropráctico

La clave más importante para evitar el dolor de espalda recurrente es tener un gran médico; cuando se realiza una visita regular para mantener el cuerpo sano, se tendrá un plan de entrenamiento consistente y eficiente en el tiempo

Usar el cinturón

No siempre está indicado usar un cinturón al realizar las sesiones de entreno, pero, aunque no se tenga problemas estructurales con la espalda baja, se recomienda usarlo en el entrenamiento cuando se hace muy pocas repeticiones en las sentadillas, peso muerto o levantamiento de tierra con movimientos explosivos.

El cinturón permitirá mantener el núcleo fuerte y desarrollar los músculos de todo el cuerpo manteniendo el abdomen caliente y húmedo, siendo éste es un factor muy importante para mantener la espalda saludable y libre de lesiones

Los estiramientos

El exceso de uso de algunos accesorios en el gimnasio puede perjudicar en cierto grado a la espalda, por ello es importante realizar estiramientos de los flexores de la cadera, glúteos, isquiotibiales y muslos durante las series de calentamiento

Este estiramiento mantendrá los músculos calientes con la sangre dentro de ellos, con el añadido de que disminuirá o incluso eliminar ese típico dolor leve en la zona lumbar durante el entreno en general.

El control del peso

No hablamos del peso de la barra, sino del peso corporal; las lesiones surgen cuando el estómago es más grande que el intestino y así existe una posibilidad mayor de lesionar la espalda baja.

La selección de ejercicios

Todos quieren levantar un gran peso y para ello usan las sentadillas y los pesos muertos, sin embargo se llega a un punto en el que se tiene que equilibrar todo; sería prudente mezclar las sentadillas con las prensas de piernas para no arriesgar la espalda.

Al combinar las rutinas con pesos libres y máquinas para piernas, se puede experimentar la intensidad al máximo explendor, porque los estímulos diferentes en varias posiciones, permiten adaptar el cuerpo a cada ejercicio y con ello disminuir la posibilidad de aparición de lesiones.