jueves, 11 de abril de 2013

Entrenando los deltoides levantando la cuerda - Videos



Esta rutina se convierte en una opción ideal no solo para variar las sesiones de entreno, también para aislar los deltoides frontales con un agarre neutral que permite tener comodidad, especialmente en la articulación del hombro; si bien existen diferencias, al posicionar el peso delante del cable se logra llegar a una tensión importante de principio a fin con una relajación incomparable en comparación con otras rutinas similares.

Una opción es el aumento de la inclinación hacia el frente, pero si se hace recostado, acostando el cuerpo boca arriba sobre un banco inclinado sosteniendo el agarre a unos cuantos centímetros por encima de los cuádriceps; de esta manera se obtiene una tensón inmediata sobre los deltoides frontales sin que se requiera una tonelada de carga para sentir el trabajo intensamente.

Es ideal hacer movimientos multiarticulares antes de hacer la rutina durante la sesión de ejercicios, alternativamente se puede entrenar de entrada antes de los multiarticulares; pero para obtener mayores resultados es mejor variar el orden cuando se trabaja una sola articulación de un entrenamiento a otro.

La Preparación

- Colocar una cuerda a una polea baja y pararse de frente lejos de la pila de la polea, cogiendo la cuerda con ambas manos, dejando que el cable corra entre las piernas.
- Dar un paso pequeño hacia adelante para asegurar que existe tensión en el cable, sintiendo ya los deltoides antes de hacer el movimiento.
- Sujetar los extremos de la cuerda con un agarre neutral a pocos centímetros del cuerpo, manteniendo los ojos enfocados hacia adelante, los abdominales apretados en el pecho y abriendo las rodillas.

La Ejecución

- Poner los brazos ligeramente doblados durante todo el movimiento, levantando la cuerda delante del cuerpo hasta que los brazos estén justo por encima paralelo.
- Mantener esa posición durante el conteo, antes de regresar lentamente la cuerda hasta la posición inicial.
- Detener el movimiento a unos centímetros de los cuádriceps, hacer una pausa y comenzar la repetición siguiente.

Los Errores al Entrenar

Leer a la cuerda y usar un peso manejable; muchos tratan de utilizar demasiado peso en este ejercicio y terminan convirtiéndose en un martillo, trabajando más los antebrazos que los deltoides.

Dejar que las pilas toquen tierra; este es un error grande, porque el punto clave es mantener la tensión constante proporcionada por el cable y es la mayor ventaja que proporciona el accesorio.

Estirar la cuerda en paralelo; los deltoides están muy comprometidos por encima de la posición del brazo y las investigaciones muestran que estos músculos trabajan mejor si son inervados a una altura de 40° por encima de la posición paralela.