jueves, 16 de mayo de 2013

HTC asegura que no prepara un One con Android puro

Durante Google I/O 2013, el buscador lanzó una versión del Galaxy S4 que integra Android À-la-Nexus como gran novedad, recibiendo actualizaciones al mismo tiempo en que la recibirán otros dispositivos nacidos al alero de la línea insignia de la gran G. Esto abrió toda clase de expectativas respecto de la llegada de otros aparatos gama alta que pudieran integrar esta característica, lo que puso todos los ojos sobre el principal competidor del S4, el HTC One.

Bueno, fue bonito pensar en eso, pero fue la propia taiwanesa la que salió a liquidar las ilusiones y esperanzas de quienes esperaban con ansias una noticia así. HTC, por medio de un portavoz, aseguró que no tiene ninguna intención de vender su buque insignia sin las personalizaciones propias de la compañía. Sí, Sense seguirá ahí.

“HTC no está planeando actualmente una “edición Nexus” del HTC One“, aseguró un ejecutivo de la empresa en una escueta declaración que rompió el corazón de muchos que esperaban ver ese armonioso cuerpo de aluminio aparejado con software sin intervención alguna.

Lástima. Hubiese sido una buena idea.