martes, 4 de junio de 2013

Consejos prácticos para los lesionados

Siempre que se sienta algo que no está bien, sea dolor, disminución drástica de los niveles de fuerza, inestabilidad o una tensión muscular intensa, se debe parar de entrenar o realizar actividades físicas pesadas; lo primero es acudir al médico para realizar un estudio sobre el nivel de gravedad de la lesión, para recibir una orientación sobre el tratamiento adecuado a seguir, y esto no debe pasar las 48 hs posterior a la ocurrencia (ruptura muscular o de ligamentos, traumatismos u otros) que será determinante para una recuperación más rápida y eficiente.

Los puntos clave

- El diagnóstico; es primordial y la base de la recuperación.
- El reposo; es mejor cesar todas las actividades que provoquen un aumento del dolor u otros síntomas.
- El hielo; aplicar en la zona lesionada durante 15 minutos cada 3 horas, para disminuir la inflamación o el edema.
- La compresa; se deberá mantener la región lesionada comprimida para controlar el edema o derrame.
- Elevación; se debe tener la zona lesionada por encima del nivel de la cabeza para facilitar la circulación sanguíena de retorno.

Lo que no se debe hacer

- El calor; la exposición al calor de las zonas lesionadas porque aumenta la vasodilatación, aumentando el derrame o el edema.
- El alcohol; se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas porque posee propiedades vasodilatadoras.
- El masaje; es mejor no masajear las zonas lesionadas después de la ocurrencia, porque aumentará el edema, y perjudicial para los tejidos que se encuentran en proceso de cicatrización.
- El movimiento; es mejor no mover las estructuras lesionadas porque podría agravar la situación.
- Por sobre todo no se debe negar la situación, porque al ser ignorada es probable que la lesión se agraver o se torne más dificil de resolver en el futuro.

El regreso a los entrenamientos

Los practicantes de musculación o los atletas de varias disciplinas son los más ansiosos por volver a sus entrenos, cuando se sienten mínimamente capaces de hacerlo; pero para que pase esto, la persona lesionada tendrá que recuperar la mayor parte de sus cualidades físicas como la movilidad y la fuerza.

Es recomendable reiniciar los entrenamientos con cargas y un volumen de entrenamiento bastante inferior al nivel anterior a la ocurrencia de la lesión, de manera a recuperar progresivamente las condiciones físicas sin arriesgar al organismo y que reaparezca la lesión.

El NO Pain No Gain en este caso se debe referir al SIN Descanso NO hay Gananacias durante por lo menos algunas semanas, tratando de estimular la mente con técnicas de entrenamiento que puede ir perfeccionando el estilo, ya sea con movimientos preparatorios, cargas reducidas y probando alternar entre el uso de pesas, cables, el propio cuerpo y procurando mejorar en lo teórico, aprovechando el tiempo de recuperación para motivar a la mente a prepararse para un nuevo sistema de entrenamiento.

 Te puede interesar este articulo:  El ejercicio aeróbico y de resistencia combinado podría mejorar tu crecimiento muscular