martes, 25 de junio de 2013

El desayuno para antes de las pesas

Pasaron a la historia los clásicos desayunos culturistas a base de clara de huevo, leche y tortas de arroz. Hoy podemos conseguir un desayuno más apetecible y con nutrientes de más alta calidad.

200 ml de yogur líquido de limón
10 g proteína de whey (2 cucharaditas)
Un plátano
2 almendras o nueces
40 g de copos de avena
Una cucharadita de glutamina
Sacarina líquida o azúcar moreno
Canela molida al gusto

Los copos de avena, el yogur y el plátano nos darán energía en forma de carbohidratos de bajo de índice glucémico, que mantienen estables los niveles de glucosa en sangre, y entrarán a formar parte de las reservas de glucógeno muscular necesarias para las contracciones de alta intensidad. La proteína de whey te da la misma cantidad de aminoácidos que dos claras de huevo pero con un valor biológico más elevado, más fácil de asimilar y con menos sodio. Los frutos secos aportan vitamina E con su poder anti-oxidante y completamos con la glutamina, un anticatabólico (protege al músculo de su degradación) muy necesario en periodos de alta intensidad de trabajo, estrés, etc.