martes, 25 de junio de 2013

¿Qué te aporta una sesión de CrossFit?

Salvo que hayas estado fuera del planeta en los dos últimos años seguro que has escuchado hablar del CrossFit. ¿Es un buen complemento para corredores? ¿Puede ser un recambio? Un grupo de estudiosos de Alabama han tratado de arrojar algo de luz sobre la materia.

Tomaron a nueve sujetos mayores de edad, 'crossfiteros' durante los últimos tres meses, como mínimo, y les hicieron enfrentarse a "Cindy", que es un entrenamiento muy conocido de CrossFit consistente en 5 abdominales, 10 flexiones y 15 sentadillas con salto, y repetir tanto como fuera posible en 20 minutos.

La monitorización del ejercicio arrojó una intensidad de VO2max medio del 63%, lo que indica el ejercicio aeróbico. Según el American College of Sports Medicine los ejercicios de entre el 64 y 90 por ciento de VO2max se definen de "intensidad vigorosa". Si hablamos de running, ir al 65% sería correr suave, un poco menos de intensidad que la pista o un rodaje a ritmo.

El consumo calórico en 20 minutos fue de 260 calorías. Con la regla general de que se gastan 65 calorías por cada kilómetro y medio, más o menos hicieron un total 4 kilómetros, a unos 5 minutos el mil de ritmo.

El estudio concluye que este ejercicio de CrossFit le viene como anillo al dedo a aquellos medianamente acostumbrados a esta disciplina un buen entrenamiento de 20 minutos. Lo que no quiere decir que equivalga a 20 minutos de trote. Si quieres correr más rápido es más importante hacer ejercicios específicos que la forma física general. Si corres para mejorar, el CrossFit puede ser un buen complemento, pero no un sustituto.

Y, aunque la quema de calorías del ejercicio intenso es mayor, hay que tener en cuenta que no es tan fácil mantener un ejercicio vigoroso durante mucho tiempo (cosa que sí puedes hacer trotando).