jueves, 27 de junio de 2013

Reconozca las señales de tus uñas, cabellos y piel para la carencia de nutrientes

Si tienes el cuarto de baño repleto de serums, cremas, cosméticos y demás, debes saber que de nada vale cuidar tu belleza por fuera, si no la cuidas por dentro. Las primeras señales del descuido con la dieta se reflejan donde menos quieres; rostro, piel, uñas, cabellos. Ellos pierden la fuerza y vitalidad, dejando tu belleza más oculta que nunca.

Conozca, a continuación, como revertir esta situación con la ayuda de los alimentos correctos:

Uñas: si están débiles, se rompen con facilidad puede ser carencia de calcio, zinc y magnesio. Para reponer estas pérdidas debes aumentar el consumo de semillas de calabaza, girasol, brócolis, col de Bruselas, lenteja, repollo, carnes magras, judías, cereales integrales, zanahoria y remolacha.

Cabellos: el pelo es formado por proteínas, siendo así, aumenta la dosis de clara de huevo en tu dieta, así como yogur, leche desnatada, queso fresco, soja, granos integrales. La caída de pelo puede estar relacionada a la falta de hierro, calcio, potasio y vitamina B6.

Piel: para reforzar la hidratación, necesitas vitamina E presente en el aguacate, avellana, aceite de oliva, castañas, cereales integrales y trigo. Consuma también vitamina C de la naranja, kiwi, mango, y col, ya que ella combate los radicales libres y estimula la síntesis de colágeno y elastina. El licopeno del tomate es potente por su acción antioxidante, dejando la piel hidratada y nutrida.

Para acelerar tu bronceado de verano, apuesta en esta receta: 1 vaso de zumo de naranja, ½ remolacha cruda, 1 zanahoria mediana, cubos de hielo. Bata todos los ingredientes en la licuadora y toma en seguida. Podrás colarlo o tomarlo tal cual, con más fibras. Consuma antes del verano, 3 veces a la semana.