martes, 18 de junio de 2013

¿Siempre con prisas? Trucos para ahorrar tiempo al peinarte

Siempre corriendo. Las prisas van unidas al ritmo de vida de muchas mujeres –y no pocos hombres- de hoy en día. Y no siempre nos queda hueco para preocuparnos por nuestro pelo. Su cuidado no sólo nos cuesta dinero: también requiere mucha dedicación. Estas son las mejores técnicas para ganar algunos minutos, ¡especialmente bienvenidos a primera hora de la mañana!
  •  Merece la pena invertir en un buen corte. Aunque en el momento te parezca que estás gastando demasiado, luego comprobarás que mereció la pena. Y es que es sencillamente imprescindible para que peinarte cada mañana sea más sencillo. Y no salgas de la peluquería sin asegurarte de que sabes hacer el peinado en casa.
  • Si te lavas el pelo a diario, basta con una sola aplicación de champú. Si tienes el pelo seco, puedes usar champú cada dos días, y entre medias, aclararlo sólo con agua.
  • No te empeñes en luchar contra la textura natural de tu pelo. Si lo tienes muy rizado, no insistas en alisarlo siempre, pues sólo contribuyes a dañarlo. ¿Por qué no pruebas mejor a descubrir estilos que te ahorren esa batalla diaria?
  • Al secarlo, no comiences a darle forma con el cepillo hasta que esté medio seco. Si primero le quitas la humedad con el chorro de aire al completo ganarás tiempo y lo castigarás menos.
  • Vale la pena gastar en tener buenas herramientas, al igual que sucede con el corte. El secador debe tener al menos 1.500 W. de potencia (mejor si son 1.800) y dos temperaturas. Y no olvides limpiar el filtro regularmente: te durará muchísimo más.
  • El mismo lema se aplica a los cepillos: mejor tener sólo uno, pero de cerdas naturales.
  • Si llevas un estilo ondulado o capas escalonadas, no hace falta trabajar toda la cabellera: basta con concentrarte en el pelo en torno al rostro y en las puntas para tener buen aspecto.