lunes, 1 de julio de 2013

Consejo de Belleza: Un rostro sin brillos en cinco pasos

El verano es, en ocasiones, una época especialmente complicada para las pieles grasas, que se enfrentan a un problema incómodo: los brillos en la piel. El culpable es el calor, que estimula la producción de las glándulas sebáceas, lo que también genera más granitos e impurezas de las deseadas. Pero hay otras dos causas, también relacionadas con el calor: con el aumento de las temperaturas, la grasa natural se licua y derrite como la mantequilla, y a esto hay que unir el sudor o la humedad ambiental. Si ha padecido este problema, tal vez estos consejos le sirvan de ayuda.
  • Elegir bien la crema. Las texturas más untuosas deben reservarse para los climas más fríos. De la misma forma que están por llegar días de ropa más ligera, se debe optar por productos más ligeros, o bien aplicar las mismas cremas pero tan sólo por las áreas más secas de la piel, como las mejillas. Además, en caso necesario, opta por una hidratante específica para cutis grasos. En climas extremadamente húmedos, puedes incluso sentir la necesidad de saltarse el uso de hidratante por completo.
  • Piel limpia. Recurre a limpiadoras al agua o específicas para piel grasa, que contribuyen a eliminar mejor el exceso de sebo y las impurezas.
  • ¿Conviene exfoliar la piel? Es importante exfoliar el rostro una vez por semana o bien usar un tónico exfoliante, como aquellos a base de ácido salicílico, que impiden la acumulación de suciedad en los poros y, con ello, la aparición de puntos negros.
  • 'Tips' de maquillaje. No olvides usar bases de maquillaje oil free o libres de aceite, incluso si en invierno recurre a bases muy untuosas. Pueden venirte bien los papeles matificantes para acabar con los indeseados brillos. Además, para evitar los brillos y, además, alargar la duración de la base de maquillaje, puedes recurrir a la aplicación de polvos traslúcidos.
  • Geles matificantes. Éstos son lociones transparentes que se aplican tanto sobre la piel desnuda como sobre la base de maquillaje, y que absorben el exceso de sebo, dando un aspecto ultra mate de inmediato. Y, por cierto, no valen sólo para mujeres: este tipo de producto es uno de los secretos mejor guardados de actores y presentadores televisivos.