miércoles, 24 de julio de 2013

Los 10 mejores consejos para bajar de peso nunca vistos

Hacer dieta se hace muy pesado y pone de mal humor y pocas veces parece funcionar a largo plazo. Si esto es tu caso intenta seguir estos fáciles hábitos para adelgazar.

El perder peso no tiene porque ser una tortura. Adoptar al menos 3 de estos hábitos que son fácilmente incorporables a la rutina diaria que todos son altamente apoyados por nutricionistas. De esta manera estarás más delgado y más sano, además el peso se irá para no volver.

1. Come, pero de manera inteligente.

Picar entre comidas solía ser una de las prohibiciones de una dieta. Los nutricionistas ahora saben que es mejor satisfacer el antojo de comida saludable y de esta forma evitar el riesgo de un atracón de comida basura en un futuro. Las comidas más recomendables son las comidas ricas en proteínas, como por ejemplo un poco de requesón o una cucharada de mantequilla de cacahuete con una pieza de fruta.

2. Apaga la televisión.

Numerosos estudios han demostrado que comer mientras se ve la televisión puede hacer coger hasta 40 calorías más de lo habitual. Distraerse mientras estás comiendo con actividades como mensajes de texto con el teléfono móvil o conducir puede dar lugar a comer en exceso. En lugar de distraerte mientras comes siéntate delante del plato y ponte a comer, aunque estés comiendo solo.

3. Control diario.

Si tu peso aumenta varios días seguidos es una señal de alerta que nos permite saber qué es lo que se necesitas recortar o nos indica que debemos de reforzar nuestros entrenamientos.

4. Escúlpete 3 veces por semana.

Hacer 5 minutos los diferentes tipos de flexiones, sentadillas o zancadas (con intervalos de 30 segundos) te ayudara a construir y mantener masa muscular. De esta forma, cuanto más músculo tenemos, más alto tenemos el metabolismo y por tanto quemaremos más calorías a lo largo del día.

5. Ten el móvil a mano.

A partir de ahora cada vez que tu mente empiece a pensar en que le apetecería comer un determinado alimento debemos de desviar la mente, y lo haremos llamando por teléfono a un amigo y preguntarle cómo le va el día. Muchos estudios demuestran que los antojos tienen una duración de aproximadamente 5 minutos, por tanto cuando colguemos el teléfono, las ganas de devorar comida basura ya habrán desaparecido.

6. Comer un buen desayuno equilibrado.

Según los estudios, un desayuno compuesto principalmente de carbohidratos y proteínas con un poco de grasa mantiene los niveles de azúcar en sangre constante y sacia el hambre, de esta forma nos ayuda a no picar entre comidas. Optar por algo satisfactorio para el estómago y el paladar, como por ejemplo la clara de huevo o una loncha de pavo con pan integral tostado.

7. Los licores solo se miran.

Un inocente margarita o un cosmopolitan contienen un montón de calorías y además no sacian el apetito. Solo se debe disfrutar de este tipo de bebidas en fin de semana y para compensar su consumo se debe de recortar de otro lugar, ya que por ejemplo una copa de vino o una cerveza light contienen 100 calorías por ración.

8. Comer fruta 2 veces al día.

La fruta es un alimento que no tiene grasas y que esta mayormente compuesta por agua y por tanto al tomarla conseguimos saciar nuestro apetito. No debemos asustarnos por los carbohidratos que tiene la fruta, ya que estamos hablando de la buena clase de carbohidratos que contienen gran cantidad de fibra saludable.

9. Duerme más.

Según varios investigadores, irse a dormir 30 minutos antes y levantarse 30 minutos más tarde de lo normal ayuda a tomar mejores decisiones con respecto a que alimentos tomar. Además cuanto más dormimos, menos propensos somos a comer por estar fatigados o por estar estresados.

10. Visualízate delgado.

Cuando no tengas fuerza de voluntad para seguir adelante con la dieta debes de hacerte una imagen mental de ti mismo cuando te veías y te sentías delgado. La motivación visual nos mantiene enfocados a nuestra meta de peso y nos recuerda que esta meta es posible.