lunes, 1 de julio de 2013

Nutrición: El poder de los isotónicos

Los isotónicos son bebidas compuestas de agua, sales minerales y carboidratos; este tipo de líquido es muy usado por personas que practican ejercicios, generalmente en los gimnasios antes y durante los aeróbicos o los entrenos con pesas, e independiente de su composición debe ser sugerido por un nutricionista para que no existan problemas con el organismo en su consumo, recordando que el uso indiscriminado puede inducir a ciertos problemas como la aparición de diabetes.

El lado bueno es que los isotónicos reponen las pérdida de aguas y sales, durante los entrenamientos; pero además de reponer esto, sirven también para mater la sed y ser un apoyo importante para el sistema energético del cuerpo, gracias a la presencia por lo general de 6% a 8% de carbohidratos monomoleculares (glucosa, sacarosa y frutosa) que son rápidamente absorvidos, suministrando calorías.

Este tipo de bebida también es recomendado para los niños o adolescentes con alto nivel de deshidratación; pero para los atletas solo hay necesidad de una bebida isotónica si se quiere perder más de 2% de peso corporal durante la actividad física y es ideal para los esfuerzos prolongados (triatlon, ciclismo, carreras), y en ciertos casos es ideal aprovechar las opciones con adición de vitaminas.

El consumo helado de los isotónicos facilita el vaciamiento gástrico, pues mientras más rápido deja el estómago, más rápido se siente sus beneficios; un interesante isotónico natural es el agua de coco que posee solo 22 calorías por 100 ml.